febrero 7, 2023

Revista V+65

El magacine para +65

Piernas hinchadas en verano

Un padecimiento habitual con el paso de los años, son las piernas hinchadas sobre todo en la zona de los tobillos, mayoritariamente quien lo padece suelen ser mayoritariamente mujeres y en muchas ocasiones lo pueden empezar a sufrir en edades más tempranas.

Generalmente la medicina tradicional lo asocia a problemas circulatorios o a las altas temperaturas durante el verano (época en la cual la hinchazón suele ser más notoria), sin embargo, llama la atención que la otra medicina, la alternativa o naturopatía, asocia este problema más a problemas del sistema linfático que al circulatorio, aunque tienen mucho que ver, pero no son lo mismo, sin embargo, parece ser que un tratamiento alternativo hacia el sistema linfático mejora considerablemente este problema de piernas hinchadas, bien sea mediante masajes para estimular el sistema linfático o mediante la toma de alimentos adecuados para eliminar fácilmente la retención provocada por el mal funcionamiento linfático, generalmente son las mujeres quienes por sus cambios hormonales (sobre todo después de la menopausia) sufren esta disminución del correcto funcionamiento de eliminación de la linfa. Por ello, resulta interesante realizar algún masaje linfático los cuales resultan muy efectivos.

Algunos trucos que suelen utilizar para aliviar la pesadez que causa la hinchazón de piernas:

– Aplicar una crema anticelulítica antes de acostarse, para ello se recomienda refrescar los pies bajo el grifo, procurando alternar agua caliente y fría, para terminar con el chorro de agua fría, después de secar bien el pie hinchado, se aplica la crema anticelulítica mediante un masaje desde el pie hasta el tobillo.

– Toma de infusiones o alimentos diuréticos, aunque muchas veces aconsejan las habituales infusiones diuréticas para facilitar el drenaje del sistema linfático, se pueden considerar otras que ejercen un beneficio mayor para esta causa como son el tilo albar (sí, sorprendentemente la tila) y las algas (tipo fucus).  La infusión de perejil es una de las más eficaces para combatir la retención de líquidos en los pies, además es muy fácil de hacer y se puede ir tomando durante el día, para hacerla solo hay que poner a hervir medio litro de agua, cuando llegue a hervir se añade media taza de perejil fresco picado (hojas y tallos) y se deja hervir de 2 a 3 minutos más, se deja enfriar unos 20 minutos y se toma a lo largo del día (a razón de un vaso cada vez).  Otros alimentos que van bien como los espárragos, la alcachofa o la piña.

– Paseos por la orilla del mar, si tienes la playa cerca no dudes en pasear por la orilla del mar, es una auténtica terapia para nuestros pies y también para nuestro sistema linfático, los beneficios del agua del mar se juntan con los de la presión que hacemos con la planta del pie al caminar sobre la arena mojada y blanda, así como el choque del romper las olas en nuestros tobillos. Terapia 100% natural!.

-Masajes que faciliten la circulación y el drenaje linfático de las piernas. En este enlace podéis ver un modelo de masajeador de pies y tobillos que se puede utilizar en casa y que da muy buenos resultados al tener función Presoterapia:

-Cambios de alimentación. La mayoría de las veces la inflamación se produce por una mala alimentación que desequilibra el correcto funcionamiento del páncreas al trabajar la glucosa, así como un mal funcionamiento del hígado. Esto se puede manifestar con inflamación e hinchazón, por ello reducir o eliminar los azúcares, harinas refinadas e incluso moderar la leche de vaca y sustituirla por leche de cabra u otras vegetales como la de almendra, así como incluir en la dieta alimentos antiflamatorios, todo esto puede hacer desaparecer la inflamación de forma sorprendente.

Por último, siempre es necesario que nuestro médico nos lleve un control de cada caso y esté al tanto de cualquier hábito que se siga para evitar la retención.

Si te gustaría cambiar tus hábitos de dieta de alimentación y mejorar tu salud: