febrero 7, 2023

Revista V+65

El magacine para +65

Unos consejos para perder esos kilos navideños

Tras las navidades el objetivo número uno de «la mayoría» es ponernos a dieta, comer más sano, hacer ejercicio, los fumadores dejar de fumar, empezar una vida saludable, con el firme propósito que en el nuevo año que entra nuestra vida se va a volver mucho más sana!. Pero sin embargo, en la mayoría de los casos, todos esos nuevos propósitos quedan en agua de borrajas, muchas veces intentamos simplemente perder esos kilos navideños de más y no vemos resultados, lo cual nos desanima y nos lleva a una escala de emociones sin sentido que no nos ayuda para nada ni a perder peso ni a nuestra salud mental de tanto estrés con aguantar las ganas de comer.

Es bastante habitual que todos sigan un plan similar, hacer una dieta «generalizada» contando calorías donde abunden las frutas y ensaladas, pocas grasas, carnes a la plancha, verduras al vapor, alimentos light… y sobre todo pasar mucha hambre, el resultado es que en la mayoría de las ocasiones fracasen por la falta de resultados. Y es que como todo en la vida, la nutrición avanza, así como la tecnología cambia de un día para otro, y si no ¿quién nos iba a decir hace 20 años que tendríamos un teléfono móvil con cámara de fotos? ¿o hace 10 años que podríamos hacer videollamadas con nuestros amigos y familiares desde el móvil y encima gratis?, pues lo mismo pasa con todo lo demás. La nutrición concretamente ha avanzado muchísimo en los últimos años, solo falta actualizarse, así ahora se sabe que no es tan importante contar calorías si no sopesar analíticas.

Cada persona tenemos un metabolismo, unas características, unos bloqueos o incluso unas carencias nutricionales a causa de algún proceso inflamatorio que desconocemos ya que no sale muchas veces en los resultados médicos, que nos impiden adelgazar, por eso una dieta «generalizada» no sirve para la mayoría.

Somos lo que comemos y con el paso de los años nuestra salud hace acopio de todo lo acumulado durante toda nuestra vida, si hemos abusado de los carbohidratos, de los azúcares, etc.. seguramente tendremos problemas de insulina, diabetes, y todos sus efectos secundarios adjuntos, como son la ansiedad, estrés, mareos, grasa abdominal, etc..

Pero sí que hay 3 consejos que se pueden generalizar a todos, y que nos ayudarán a sentirnos mejor en el día a día, en muchos casos también ayudarán a bajar de peso (más que contando calorías), los vemos:

1.Lleva un orden en tus comidas, es decir en el orden inicial en la que ingerimos los alimentos de cada comida diaria, así empezar cada comida con algún tipo de verdura (solas o mezcladas entre sí), busca que sean verduras sin almidones, porque aunque la patata no es una verdura pero mucha gente la incluiría en el grupo de las verduras y en este caso no tiene cabida para este proceso del orden de ingerir los alimentos, ya que en este caso la patata al ser mayoritariamente carbohidrato iría entre lo último a ingerir en cada comida. A continuación ingerir algún bocado de alguna grasa saludable (puede ser aguacate, una cucharadita de ghee, etc..) sirve si por ejemplo la ensalada va aliñada con aceite de oliva virgen. Detrás la proteína y luego podemos ir con carbohidratos.

Así por ejemplo, imaginar que en la hora de la comida tenemos ensalada, y de segundo pollo con patatas. Pues primero ingerimos unos bocados de ensalada la cual está previamente aliñada con aceite de oliva (grasa saludable), te la puedes comer toda de seguido o seguir comiendo algo de de proteína como son unos bocados de pollo, una vez ingeridos unos bocados de esos alimentos ya podemos seguir la comida en cualquier orden. Este «truco» que nos trae las recientes investigaciones en nutrición ayuda a evitar las subidas rápidas de glucosa tras las comidas, evitando la resistencia a la insulina y sobre todo esa «grasa» que se acopla a nuestra barriga.

2.Deja 12 horas sin comer entre cena y desayuno. Seguro habéis escuchado hablar del ayuno intermitente, hay opiniones para todos los gustos, pero lo que es cierto, es que un ayuno de tan solo 12 horas es muy positivo por varias razones, además es bien fácil de hacer, si por ejemplo cenas a las 20:00 horas y desayunas a las 8:00 en ese período de tiempo van 12 horas, ¿fácil verdad? hacer un ayuno mientras duermes.

3.Planifica, compra y cocina un día a la semana. Se llama batchcooking, ésta técnica tiene como fin preparar varios tuppers un solo día a la semana para tener platos ya preparados y listos para comer durante el resto de la semana. Tiene 3 beneficios añadidos: El primero al tener una lista previa con los alimentos necesarios evitaremos comprar precocinados llenos de aditivos y azúcares, así como otros alimentos de esos que podemos «ingerir de forma rápida» y que suelen engordar bastante…. El segundo que al cocinar un día a la semana evitarás caer en la tentación de comprar comida rápida o fast food y tendrás tu semana preparada con comidas saciantes y saludables, evitarás caer en «tentaciones» y además si te organizas en tan solo 2 horas lo puedes tener todo listo, incluso las guarniciones y postres! mientras tienes algo en el horno vas preparando otras cosas. Y el tercer beneficio es que tendrás mucho más tiempo para ti y nos evitamos las preocupaciones de que llega la hora de hacer la comida o la cena. Para quienes les encanta cocinar siempre se puede encontrar una versión de batchcooking personalizada!.

En mi caso siempre tengo botes grandes de ensaladas preparadas con guarniciones diferentes y siempre listas para tener solo que aliñar, además los aliños los dejo preparados macerando en un bote durante la semana, también preparo sopas, arroz, carnes o pescados asados, verduras ya salteadas, otro tipo de guarniciones, postres, etc..

Si no habéis utilizado ninguno de estos 3 trucos, los podéis probar y así ahorraros tanto sufrimiento contando calorías o comprando alimentos light sin sentido.