febrero 21, 2024

Revista V+65

El magacine para +65

La INdependencia del mundo Digital

Hace unos días a todos nos conmovía la noticia de un joven andaluz que perdía la vida en una estación de tren, parece ser que la tragedia se fraguó a raíz de un teléfono móvil sin batería. Y esto hizo que a muchos nos diera que pensar lo dependientes que somos del teléfono móvil smartphone, y es que a día de hoy aunque todavía tenemos «capacidad de maniobra» para hacer algunas gestiones sin necesidad de utilizar un teléfono con conexión a internet y presentar a modo de resguardo, billete o justificante un trozo de papel, sin embargo como bien podéis intuir, todo indica que el resguardo en papel tiene los días contados, poco a poco nos van guiando, aconsejando, recomendando o llamarlo si queréis imponiendo, a que todas esas gestiones las hagamos desde el teléfono con conexión a internet, así es que nos quedan dos opciones: Aprender y Ser precavidos.

Así vemos que si queremos hacer una reserva online, necesitamos el móvil para acceder a la página de reservas, de allí nos enviarán un código a nuestro teléfono para confirmar que hemos hecho la compra, y luego la reserva será enviada directamente a nuestro correo electrónico (estoy pensando que igual alguien lee esta publicación dentro de diez años y le da la risa porque para entonces, tal como avanzamos tecnológicamente, igual el resguardo de compra nos lo leen apuntando un lector láser a nuestra retina…).

Vamos a imaginar, que no hemos hecho la reserva online y queremos coger un billete de tren con efectivo (ahora que todavía se puede), de momento posiblemente lo más que nos afecte es si tuviésemos que hacer cola, porque ahora con el tirón online hay menos personal en las taquillas (eso otra…), pero también puede ocurrir que sea festivo y queremos comprar el billete en una localidad pequeña donde los festivos no tienen personal humano para atender en las taquillas, pero sin embargo está en funcionamiento una maquinita expendedora de tickets, que para realizar la compra posiblemente tengas que meter el dinero exacto y como no tengas cambio mal vamos…, además es posible que si decides pagar con el nº de tu tarjeta te envíen un sms para confirmar que has hecho la compra, vamos que como no tengas el teléfono de marras contigo y con batería, no te sirve ni el dinero en efectivo ni la tarjeta de crédito…

Y que podemos decir de los bancos, hoy en día todavía tenemos opción de operar solo con la tarjeta, pero muchas entidades aun operando con la tarjeta, te envían un código al móvil para confirmar que has accedido en ese momento, y como no tengas batería y no puedas leer el código posiblemente el cajero no te devuelva la tarjeta.

Y ahora vamos a pedir cita a alguna entidad u organismo público…puede que acepten darte cita presencialmente, pero hoy en día aunque estés dentro del local y veas que no hay nadie a la espera, es bastante problema que en lugar de atenderte en el momento te digan que pidas cita previa desde la web…y claro si no tienes batería…

Por eso, como decía sólo nos queda aprender o bien ser precavidos, y todavía tenemos opciones:

1.Muchas personas prefieren delegar esas gestiones en sus hijos o familiares, pero ellos quizá no estén en todo momento a nuestro lado y coincida que no están en un momento que nos encontremos con alguna «tesitura» donde necesitemos el teléfono móvil para alguna gestión. Por ello aprender es fundamental, hoy en día hay muchas páginas como «MayoresOnline» que nos ofrecen tutoriales para aprender a hacer muchas gestiones online, por otro lado la mayoría de ayuntamientos cuenta con talleres digitales orientados a personas mayores, solo tienes que acudir a tu ayuntamiento a preguntar.

2.Lleva siempre contigo una pequeña agenda o lista de teléfonos urgentes a quien poder llamar en caso de no poder acceder a tu dinero, los puedes llevar anotados en un papel guardado en tu cartera para que así no ocupe espacio y asegurarte que siempre llevas esos números contigo. También es interesante que lleves anotada tu dirección de correo electrónico si no la sabes de memoria.

3.Ahora que todavía se puede, procura llevar contigo dinero en efectivo al menos que te de para un billete para volver a casa.

4.Puedes también hacerte un cargador de batería extra y llevar contigo, aunque hoy en día está todo pensado y hay cargadores inalámbricos planos de reducido tamaño que puedes llevar en el bolso y utilizar siempre que lo necesites allá donde estés, eso sí recuerda siempre sacarlo con carga de casa (esto es como si acostumbras a llevar un pastillero y no recargas las pastillas). Aquí te dejo el enlace a un modelo que mide solo 6,5 cm de ancho y potencia de carga rápida de 15w, compatible además con casi todos los modelos -> Ver cargador (clic aquí).

5.En último recurso todavía nos queda la opción de hacer una llamada al 112 (si se trata ya de un caso de emergencia) ya que aun sin el teléfono operativo, la opción de llamar al 112 es la única llamada de emergencia que nuestro teclado del teléfono va a reconocer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies