junio 14, 2024

Revista V+65

El magacine para +65

¿Nos acordamos de vivir o debemos apuntarlo en la agenda para recordarlo?

Dicen que con los años aprendemos a darle importancia a lo que de verdad merece la pena, y si tienes más de 60 años seguro que pensarás que es cierto. Pero mientras, los que están en el tránsito, en esa edad entre los 40 o los 50, se hacen cada vez más preguntas para al final mientras cumplen años llegar también a esa afirmación ¿será cuestión de replantearse antes esta afirmación y empezar a vivir de otra manera?

Es curioso pero después de vivir media vida con prisas, rascando tiempo al día para conseguir dedicar las 8 horas recomendadas para dormir, que paradójicamente ese esfuerzo mental para conseguir entrar en la cama a esa hora que te permite levantarte al día siguiente al son del despertador tras 7 u 8 horas de sueño “como un reloj”…y resulta que justamente “esa obligación” auto impuesta es lo que nos produce insomnio…

A partir de los 40, cada día nos planteamos un poco más esa necesidad de frenar, te das cuenta que al final esas prisas que te mete la sociedad te restan vida y no por los años cumplidos o porque cada día es un día menos de tu vida..si no porque esa disciplina del YA o si no te despiden…al final te mata de todos modos…

Y dirás…sí claro, como si fuera tan fácil…a ver ahora si dejo mi trabajo, si rompo con mi vida ¿qué hago? porque oye, hay que cotizar…Este fragmento de conversación sale de forma habitual con amigos, compañeros, reuniones coloquiales, conversaciones que desembocan en momentos de “ocio” sin prisa, cada vez más frecuente notas que de repente te ves dentro de este tipo de conversaciones, como un deja-vu, hasta que te das cuenta que se esa sensación se repite, pero si al final nos pasa a todos lo mismo! ¿pero por qué? Creo que los de la generación de +40 estamos viviendo en una generación nueva que no existía, tenemos la información, mucha información y ahora tenemos que casarla porque sabemos que tenemos una vida y pasamos por aquí para disfrutar de lo que el Universo (o llámalo como quieras) ha puesto aquí para nuestro bienestar y para hacer que mientras estemos aquí disfrutemos del camino.

Todo esto viene a un estudio que dice que las personas mayores son más felices, muchos pensarán que eso es un poco dudoso al pensar que ya no se puede decir que tienen toda una vida por delante, pero las explicaciones que se sacan de ese motivo de felicidad, es que con los años aprendes a darle importancia a lo que de verdad merece la pena, a saber administrar nuestra vida de modo que las prioridades cambian, siempre respetando y sin dejar de lado las “obligaciones” para con la sociedad y pensando en nuestra jubilación, pero siempre dejando más espacio a no olvidarnos de vivir la vida, a no olvidarnos de nosotros mismos y de disfrutar de algún momento durante el día para encontrarse consigo mismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies