mayo 26, 2024

Revista V+65

El magacine para +65

Tarjetas de Prepago o Recarga

Las tarjetas de prepago o recarga, son las más recomendadas a la hora de hacer pagos y compras por internet. El motivo es que aportan mayor seguridad porque siempre van a contar con el saldo que nosotros queramos que dispongan, es decir funcionan como si fueran un monedero en efectivo pero sin dinero… por ejemplo, imagina que vas a hacer la compra y antes de salir tienes tu monedero vacío y metes 20€ en él, ahora tienes 20€ para gastar en tu compra, pero no puedes comprar más de ese importe ya que sólo tienes 20€ para pagar, pues las tarjetas de prepago funcional igual, en lugar de meter dinero en efectivo metes dinero desde tu cuenta bancaria en tu tarjeta de prepago, por eso se llama también tarjeta de recarga, porque tú mismo recargas el importe que quieras, al igual que en el ejemplo de meter 20€ en efectivo en tu monedero, en este caso tienes que meter 20€ en tu tarjeta de prepago desde tu cuenta corriente.

Lo bueno de éstas tarjetas que puedes gastar sólo lo que tu quieres, por ejemplo si vas a hacer una compra desde una tienda online, y quieres comprar un producto de un valor de 24,99€, puedes recargar tu tarjeta con 25€ y hacer el pago online con tu tarjeta de recarga, una vez hayas pagado te quedará un saldo de 1 céntimo, prácticamente está vacía, y para hacer una nueva compra la tendrás que volver a recargar otra vez.

La seguridad extra que ofrece éste modo es que si pierdes la tarjeta, te la roban o sufres un pirateo informático, quienes accedan a tu tarjeta solamente podrán gastar el importe que en ese momento tenga cargado esa tarjeta de prepago, si está vacía no la podrán utilizar.

¿Cómo se hace la recarga de la tarjeta?

Para hacer la recarga de la tarjeta lo tenemos que hacer accediendo de forma online a nuestra cuenta corriente bancaria y lo podemos hacer desde casa en nuestro ordenador o teléfono móvil smartphone. También lo podemos hacer directamente desde el cajero automático de una sucursal bancaria de nuestro banco. Pero vamos a ver como se hace pensando en hacerlo desde casa.

Lo primero tenemos que hacer es entrar en nuestra cuenta bancaria de forma online (hacer click aquí si quieres ver el tutorial para acceder a tu cuenta bancaria online) una vez dentro cada banco puede tener una página de inicio diferente pero generalmente su forma de realizar los tramites vienen ubicados en todos de forma semejante, por ello buscamos el apartado «Tarjetas» y desde allí nos saldrá la opción de «recargar tarjeta», simplemente vamos siguiendo los pasos que nos van saliendo en la pantalla tras cada paso que vamos completando hasta finalizar la recarga.

Es importante tener cerca nuestro teléfono móvil que tenemos asociado a esa cuenta bancaria ya que seguramente nos llegará un sms de nuestro banco mientras realizamos la recarga para confirmar que somos nosotros quienes estamos haciendo esa operación y tendremos que meter en una casilla un código de seguridad que nos enviarán en ese mensaje de texto al móvil. Una vez hecha la recarga nos aparecerá en la pantalla un aviso como «recarga finalizada con éxito».

Y si nos fijamos en el saldo de nuestra cuenta bancaria nos habrá disminuido en el importe que acabamos de traspasar a la tarjeta de prepago, es decir si en nuestra cuenta bancaria teníamos 1.200€, tras hacer el traspaso o recarga de la tarjeta de pregago con por ejemplo 20€, ahora el saldo que nos aparecerá en nuestra cuenta bancaria será de 1.180€, los otros 20€ los tenemos en el saldo de la tarjeta de prepago con la cual vamos a hacer nuestras compras (no superiores a los 20€ que hemos recargado o al saldo que podamos tener acumulado en la tarjeta de prepago y no hayamos gastado todavía).

Las tarjetas prepago de recarga son una buena opción de seguridad y también para controlar el dinero que se gasta, ya que mientras hacemos la recarga podemos pensar si de verdad es necesaria esa compra y no comprar a veces de forma compulsiva.

Ojo! si solicitáis una tarjeta Prepago a vuestro banco, consultar primero si os van a cobrar comisión de mantenimiento anual por ella, generalmente no cobran comisión…pero por si acaso mejor negociar con ellos antes de solicitar una.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies