febrero 21, 2024

Revista V+65

El magacine para +65

Cuida y Protege tu rostro en invierno

El invierno trae consigo un clima más frío y seco, lo que puede afectar la salud de la piel, especialmente en personas mayores de 60 años. La piel en esta etapa de la vida tiende a volverse más delicada y propensa a la sequedad.

A continuación, vemos algunos cuidados específicos para mantener la piel del rostro cuidado y protegido durante los meses más fríos:

La hidratación es clave para mantener la piel suave y flexible. Durante el invierno, el aire seco puede despojar a la piel de su humedad natural. Opta por una crema hidratante de alta calidad que sea rica en ingredientes como ácido hialurónico, glicerina y ceramidas. Aplica la crema después de limpiar tu rostro, asegurándote de cubrir también el cuello y escote.

Las duchas muy calientes pueden eliminar los aceites naturales de la piel, contribuyendo a la sequedad. Opta por duchas tibias y utiliza jabones suaves y sin fragancias que no irriten la piel. Después de la ducha, aplica una crema hidratante para sellar la humedad.

La exfoliación elimina las células muertas de la piel y promueve la renovación celular. Sin embargo, durante el invierno, es recomendable reducir la frecuencia de la exfoliación para no irritar la piel. Usa un exfoliante suave una vez a la semana para mantener la piel radiante.

Mantener el ambiente interior con una humedad adecuada es beneficioso para la piel. Usa humidificadores en tus espacios habituales para contrarrestar la sequedad causada por la calefacción. Esto ayudará a mantener la piel hidratada y saludable.

El rostro es la zona más expuesta al frío, ya que la mayoría de perceptores de nuestros sentidos los tenemos en el rostro, nariz, orejas, boca, ojos. Por ello, en días de mucho frío es importante también proteger con una bufanda nuestras orejas y boca, aplicando un extra de crema hidratante y nutritiva.

Bálsamo extra reparación de la piel (Ver aquí)

Los labios son más propensos a la sequedad durante el invierno. Aplica regularmente un bálsamo labial hidratante para prevenir la aparición de grietas y descamación.

Una dieta equilibrada y una buena hidratación son esenciales para la salud de la piel. Consume alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos omega-3. Bebe suficiente agua, también en forma de infusiones para mantener la piel hidratada desde adentro.

Al seguir estos consejos, las personas maduras pueden cuidar su piel de manera efectiva durante los meses fríos, promoviendo una piel radiante, suave y saludable a lo largo del invierno y más allá.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies