febrero 21, 2024

Revista V+65

El magacine para +65

Cuidado facial en Otoño Pieles Maduras

Cada otoño la piel de nuestro rostro se resiente un poco más ante el cambio de estación, pasa de estar expuesta de forma más continua a la luz solar, al salitre, al cloro de las piscinas, a la brisa del mar o al viento más seco y cálido en la ciudad, a de repente pasar al viento frío que parece que corta, a la exposición a radiadores que nos secan artificialmente la piel.

Así después del verano, las pieles maduras se pueden encontrar con una piel más seca, tirantez, más flacidez, pérdida de elasticidad, pérdida de luminosidad y aparición de manchas a causa de la exposición solar.

Aquí encontrarás algunos consejos para mantener una piel saludable y radiante durante el otoño si tienes la piel madura:

1.Exfoliación Suave

Elimina las células muertas acumuladas durante el verano con exfoliantes suaves. Esto facilita la regeneración celular y mejora la absorción de productos hidratantes. Evita exfoliantes agresivos que puedan irritar la piel, y opta por opciones con ácidos suaves o partículas finas. Tampoco olvides hacer una limpieza diaria de la piel sobre todo antes de ir a dormir.

2. Hidratación Profunda

Después de los meses de calor intenso, es esencial restaurar la hidratación perdida. Opta por cremas hidratantes ricas en ingredientes como ácido hialurónico, glicerina y aceites naturales. Estos elementos no solo ayudan a retener la humedad, sino que también fortalecen la barrera cutánea, vital para la piel madura.

3. Cuidado Específico para el Contorno de Ojos:

La piel alrededor de los ojos es especialmente delicada y propensa a arrugas. Utiliza cremas específicas para esta área, formuladas con ingredientes como retinol, vitamina C o péptidos, que ayudan a reducir las líneas finas y a iluminar la mirada.

4. Tratamientos Regeneradores:

Si todavía no los utilizas, considera la inclusión de tratamientos regeneradores, como los serums con ingredientes activos como el retinol o ácido hialurónico y con vitamina C para aportar luminosidad. Estos ayudan a estimular la producción de colágeno, mejorando la firmeza y elasticidad de la piel.

5. Alimentación Saludable:

Nutre tu piel desde el interior incluyendo alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos omega-3. Frutas, verduras, pescado y frutos secos son excelentes opciones para mantener la piel radiante y resistente.

6. Mantente Hidratado Internamente:

El agua es esencial para la salud de la piel. Asegúrate de mantener una hidratación adecuada bebiendo suficiente agua durante el día, también cuentan las infusiones y sus maravillosos beneficios. Esto ayuda a mantener la piel hidratada desde adentro y a eliminar toxinas.

Siguiendo estos consejos, podrás proporcionar a tu piel madura los cuidados necesarios para recuperarse después de los rigores del verano y prepararla para afrontar de manera saludable el otoño. Con una rutina adecuada, tu piel lucirá radiante y saludable en esta temporada de transición.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies